Search

ROMA: la serie que la HBO nunca debió cancelar

Mucho antes de que la HBO se convirtiese en el gigante de la televisión por cable estadounidense y besase el cielo con la aclamada ‘Juego de Tronos’, la cadena experimentó con la que sería la predecesora de esas series de elevado presupuesto que ofrecen resultados cinematográficos en capítulos de 55 minutos; ‘Roma’ fue la antesala a la llamada fiebre de oro de las series.

Fue creada cuando William J. McDonald , John Milius y Bruno Heller – éste último creador de ‘El mentalista’ – la presentaron a la HBO como una miniserie. Finalmente la HBO y la BBC acordaron crear una serie que narrase los acontecimientos de la antigua Roma, por lo que el guion que, en un principio estaba estructurado para tres capítulos, se alargó a trece.

Un proyecto ambicioso

En una época en la que las series de televisión no atravesaban su mejor momento, y tras la incorporación al proyecto de la BBC como co-productora, ‘Roma’ se convirtió rápidamente en una de las primeras superproducciones para la pequeña pantalla, alcanzando cifras de 62,7 millones de libras tan solo en sus doce primeros capítulos.

rome

La serie comenzó a rodarse en marzo de 2004 en los estudios Cinecittá en Italia, donde se recrearon de la forma más fidedigna posible todos los elementos que conformaban la ciudad de la antigua capital del imperio. Unos decorados de costoso presupuesto para los que se necesitó un gran de número de trabajadores y en los que una gran parte de ellos quedaron tristemente destruidos tras un incendio en 2007.

Fue estrenada en Estados Unidos en Agosto de 2005, y, tras la difusión de los tres primeros capítulos y ante las positivas cifras de audiencia que cosecharon, la HBO anuncio en 2006 su intención de rodar una segunda temporada que sería estrenada en 2007. Lamentablemente la BBC no estaba dispuesta a continuar en el proyecto tras finalizar la segunda temporada, a su marcha se unió el costoso presupuesto de la serie que no se veía compensado con las cifras de audiencia, por lo que las cuatros temporadas que se tenían pensadas en un principio se condesaron en 10 capítulos en la segunda, poniéndose así punto y final a la serie.

La creación de un imperio

En sus dos temporadas se hace un repaso al periodo histórico que abarca la caída de la república y la creación del imperio romano, reflejando las disputas entre Pompeyo y César, el asesinato de éste último a manos del senado y la guerra civil entre Marco Antonio y Augusto; culminando finalmente con el ascenso de éste al poder.

roma

La genialidad de ‘Roma’ radica en que todo este aluvión de sucesos históricos es narrado a través de las vivencias de dos soldados de la décimo tercera; Lucio Voreno y Tito Pullo. De este modo, nos sumergimos no solo en los intrigas de senadores y patricios, sino también en el día a día del ejército, de los ciudadanos romanos y de los esclavos, convirtiéndose, así, en una serie en la que no solo se narran sucesos históricos si no que se refleja el estilo de vida de entonces.

titus-and-vorenus

Los guionistas hicieron un enorme trabajo al entrelazar los hechos cronologícos con sus dos protagonistas que, casualmente, ejercen un papel crucial en dicho período; primero cerca de César y posteriormente de Marco Antonio y Augusto.

Un reparto desconocido

El elenco que conformó la serie fue formado en su mayoría por actores británicos que no gozaban de gran popularidad hasta entonces – Kevin McKidd se hizo mundialmente conocido poco después por encarnar al doctor Owen Hunt en ‘Anatomía de Grey’ – aunque de gran calidad interpretativa.

Rome

El dúo protagonista interpretado por Kevin McKidd y Ray Stevenson aportan ese ápice de frescura y humildad ante la ostentosidad de la clase alta romana. Sin embargo, en mi opinión, lo que merece mayor atención son las interpretaciones de Ciarán Hinds como César, James Purefoy como Marco Antonio y Polly Walker como Atia; siendo la trama que engloba a estos dos últimos personajes  la parte de mayor emoción en la segunda temporada que indudablemente es muy inferior a la primera.

Uno de los elementos que más desagrado me causó fue la decisión de cambiar al actor que da vida a Augusto. En la primera temporada e inicio de la segunda, Max Pirkis encarna a un Augusto adolescente que posteriormente es interpretado como adulto por Simon Woods.

hbooctavian

Pese a que ambos actores cuentan con grandes cualidades interpretativas, el giro que dan los guionistas al personaje del futuro emperador no hace honor a los escritos reales que relatan su forma de ser. No sé si fue por añadir más oscuridad al personaje o para enfatizar su arrogancia cuando accede al poder, pero pasamos de ver a un Augusto que parece ser el único personaje lucido y con un código de valores entre esa jauría de adultos consumidos por la lujuria y la codicia, a un Augusto frío, inhumano, en ocasiones psicótico y vicioso que encajaría más en una descripción de Calígula que en la del primer emperador romano.

Otra interpretación a destacar es la que hace Lyndsey Marshal de Cleopatra. Marshal nos muestra una visión humorística, seductora y resuelta de la última reina egipcia y aunque su participación en la serie no es muy extensa los capítulos que abarcan los hechos que rodean a su personaje son sin duda de los más disfrutables de la serie, en especial el de su primera aparición.

Licencias históricas

Como sucede en cualquier producto televisivo que abarca un contexto histórico, es imposible no tomarse ciertas libertades a la hora de contarlo, en algunos casos para agilizar la narración y en otros para añadir más sustancia a la ficción. Este caso no es una excepción y al igual que sucede en ‘Yo, Claudio’ – aunque ésta se base en las novelas de Robert Grave – nos encontramos con datos históricos que tienen más leyenda que veracidad y con personajes que nada tienen que ver con la realidad, como es el caso de Atia de los Julia, la madre del futuro emperador Augusto, que según los escritos de la época era el referente de mujer romana y que en la serie es reflejado como una patricia ambiciosa, manipuladora y frívola.

18996.max-620x600

En el caso de los dos protagonistas Voreno y Pullo, aunque hay constancia de que existieron dos individuos que respondían al mismo nombre y que fueron nombrados por Julio César en los Commentarii  del Bello Gallico, no hay constancia de que ambos mantuviesen una relación de amistad.

Un hecho que llama la atención es la visión que los guionistas hacen del personaje de Bruto, considerado por la historia como un traidor y que en la serie es representado como un hombre que luchó contra la tiranía de César con el fin de intentar salvar la república. Pese a las licencias históricas que se aprecian en la serie el asesor histórico Jonathan Stamp dejó claro en todo momento que siempre se intentaron acercar más a la verosimilitud que a la exactitud de los acontecimientos.

Una serie pionera

Como ya he dicho anteriormente, ‘Roma’ fue pionera dentro del formato de serie con un acabado cinematográfico, y que cuenta con un presupuesto elevado. Con una excelente dirección en cada uno de sus capítulos, una gran banda sonora compuesta por Jeff Beal y un elenco de actores de gran categoría tiene un resultado final brillante, en especial en su primera temporada.

Pese a que algunos actores de la serie han acusado a ‘Juego de Tronos’ de acabar con su serie, los creadores de la misma afirman que en ‘Juego de Tronos’ la HBO aprendió de sus errores del pasado y apostó por esa maravillosa adaptación de las novelas de George R.R. Martin.

Bruno Heller ha afirmado que le encantaría retomar en algún momento ‘Roma’, lo cierto es que sin un motivo comercial de peso no podría poner en marcha de nuevo la ficción, aunque como él mismo afirmó “Nunca digas nunca, de hecho los trajes aún siguen ahí”.

Rome HBO

Aunque tras doce años la posibilidad de que la HBO decida resucitar ‘Roma’ es prácticamente nula y de que la cadena ha centrado su atención en ‘Juego de Tronos’, pese a salirle la jugada redonda, lo cierto es que dos temporadas se antojan insuficiente para una serie de tal calidad.

ROMA: la serie que la HBO nunca debió cancelar
4.9 120 votos


Fotógrafa y apasionada del cine


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies