Search

Top 10+1: Películas de Serie B que deberías ver (Parte II)

Siguiendo con nuestro paseo por el cine de serie B, dejamos atrás los años 40 y 50 (que fueron especialmente prolíficos en este aspecto) para avanzar cronólogicamente hacia décadas en las que la serie B nos regaló películas tan reconocibles como las que aparecen en la segunda parte de este top.

Si todavía no has leído la PARTE I de este top 10+1, ¡No lo dudes! Encontrarás las primeras 5 películas de este especial sobre cine de serie B.

emisario de otro mundo

Entramos en una época en la que la serie B parece estar relegada únicamente al ámbito de lo fantástico y, aunque este punto no es rigurosamente cierto, es evidente que han ido de la mano en numerosas ocasiones. Id cogiendo sitio.

La Noche de los Muertos Vivientes (George A. Romero, 1968)

Son muchas las películas que tienen la vitola de “míticas” en esta selección pero, seguramente, ninguna llegue a los niveles de “La Noche de los Muertos Vivientes”. No hay duda de que la cinta de Romero no fue la primera película que trató la temática zombie, sin embargo, es innegable su carácter fundacional.

La Noche de los Muertos Vivientes

Desde que esta película vio la luz, el cine de zombies cambió por completo ya que, hasta ese momento, la principal fuente de inspiración eran las leyendas relacionadas con el vudú, pero, tras “La Noche de los Muertos Vivientes”, las reglas cambiaron y aspectos como que son seres con poco raciocinio a los que únicamente mueve la sed de carne empezaron a ser tomados como características esenciales de este tipo de personajes. Es cierto que esa no era la intención de su director, pero la realidad es que La Noche de los Muertos Vivientes supuso un antes y un después para el cine de zombies, en particular, y para el cine de terror, en general.

La Noche del Terror Ciego (Amando Osorio, 1971)

Si nos damos una vuelta por el fantaterror hispano también podemos encontrar cine de serie B de la mano de ilustres como Paul Naschy, Jess Franco o Amando Osorio, el director de la película que he elegido. “La Noche del Terror Ciego” es considerada, a día de hoy, una película de culto y hay quien dice que es única en su género.

La Noche del Terror Ciego

La realidad es que es una película distinta y con un marcado carácter hispano para bien y para mal. Para bien, porque es inaudito encontrarse como villanos a unos templarios zombies y para mal, por determinadas casposidades “made in Spain” como la manía de meter escenas de sexo con calzador. A pesar de todo, hay momentos de puro terror y la ambientación nos remite a las películas de la Hammer (fue rodada en espacios naturales) por lo que es un título a reivindicar.

La Noche de Halloween (John Carpenter, 1978)

Seguimos con la selección y nos encontramos con otra película que es cima de su género y que dio el pistoletazo de salida a un nuevo subgénero, el slasher. John Carpenter vuelve a demostrarnos en esta película que con una buena idea, lo de menos es el presupuesto. En este caso, además de crear uno de los mejores títulos del terror de todos los tiempos, Carpenter nos regaló a Michael Myers, un personaje mítico que ha sido el primero de una larga lista de serial killers que han hecho las delicias de los aficionados del género, y todo esto a pesar de que el presupuesto era tan limitado que muchos actores usaban su propia ropa y que múltiples objetos se hicieron a mano.

La Noche de Halloween

Posesión Infernal (Sam Raimi, 1981)

Mucho antes de rodar la primera aventura cinematográfica de “Spiderman”, Sam Raimi encontró en el terror de bajo presupuesto (y en Bruce Campbell) el modo de ir haciéndose un nombre en el mundo del cine. Con un presupuesto de tan solo 375.000 Dolares, Sam Raimi consiguió provocarnos terror y repulsión a partes iguales. Hay quien dice que ha envejecido mal y seguramente algunos pensaréis que es de las películas más flojas que podéis encontrar en esta selección, sin embargo, en su día fue un auténtico pelotazo y es un gran ejemplo de lo que se cocía en los 80 en el cine de terror.

Posesión Infernal

Temblores (Ron Underwood,  1990)

En los 80 fueron muy populares las comedias de terror gracias a directores como John Landis (“Un Hombre Lobo Americano en Londres”) o Joe Dante (“Gremlins”). Estas comedias negras siguieron proliferando en los 90 y en este contexto es el que nos encontramos con “Temblores”. Es evidente que la opera prima de Ron Underwood no es nada del otro mundo pero engancha. Y engancha porque es divertida, porque es entretenida y porque nos encanta la química que hay entre Kevin Bacon y Fred Ward. En resumen, es la típica película perfecta para pasar una tarde de peli, manta y palomitas.

Temblores

Bonus track: Roger Corman

Pero, ¿qué os creíais? ¿Qué íbamos a hacer una selección de cine de serie B y no iba a aparecer Roger Corman? Evidentemente, eso es tan impensable como hacer una película de Marvel y que no haya cameo de Stan Lee. Y es que decir serie B es decir Roger Corman ya que su extensa filmografía se enmarca, prácticamente en su totalidad, dentro de la serie B.

La Tienda de los Horrores

Y este es el motivo por el que, más que elegir una película de este director, os recomiendo darle un repaso a su obra. En concreto, yo considero imprescindibles sus adaptaciones de Edgar Allan Poe, “La Tienda de los Horrores” o “Emisario de otro Mundo”. Las adaptaciones de Edgar Allan Poe os asombrarán por su calidad, “La Tienda de los Horrores” es una deliciosa comedia negra y “Emisario de otro mundo” la protagonizan unos extraterrestres vampiros ¿se puede dar más por tan poco?

Top 10+1: Películas de Serie B que deberías ver (Parte II)
5 1 voto


Mientras llega el apocalipsis zombie, mato el tiempo viendo películas y series.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies