Search

Making a Murderer: el juego sucio de la justicia

Sé un buen ciudadano, respeta a tus vecinos, saca la basura a la hora que corresponde, saluda y sonríe siempre que puedas y sobre todo no llames mucho la atención. A priori parece que cumpliendo las normas del manual imaginario de Como ganarte a tu comunidad de vecinos no tendrás problemas de integración social, pero ¿Qué pasaría si tu familia se saliese de los estereotipos? O mejor aún ¿Qué pasaría si en el pasado hubieses cometido un par de delitos políticamente incorrectos? En un caso normal posiblemente acabarías siendo un renegado social, no obstante, hay situaciones mucho peores, como por ejemplo que quieran crear de tu persona la de un ser malvado y despiadado que supone una ofensa para la ley y el orden.

making-a-murder-netflix

¿Qué es la justicia? Según la Real Academia Española de la lengua, justicia se define como “Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o  pertenece” Para Steven Avery la justicia significa algo totalmente distinto. Los organismos que actúan bajo la definición de dicha palabra le han costado a este norteamericano de cincuenta y tres años media vida entre rejas intentando luchar por reafirmar una inocencia que se empeñan en cuestionar.  El documental “Making a Murderer” dirigido por Laura Ricciardi y Moira Demons se encarga de narrar en diez capítulos la lucha que Steven y su familia llevan librando desde que, en 1985, comenzase su pesadilla.

making-a-murderer

El documental, que fue estrenado en Netflix el pasado 18 de diciembre, se encarga de ofrecer un punto de vista alternativo al caso de Steven Avery, un hombre cuya supuesta inocencia tiene divido al estado de Manitowoc.  Una serie documental que mezcla lo mejor de las películas de Hitchcock, los giros de guion de Fincher y la macabra realidad de los casos de Crimenes Imperfectos.

El crimen, el misterio y la lucha por descubrir la verdad son tres ingredientes estrellas que hacen de cualquier producto un éxito asegurado. Pocas personas pueden resistir el gusanillo de conocer el desenlace de una historia llena de intrigas y violencia cuya resolución se antoja misteriosa. Es por ello que esta serie documental ha causado furor en las redes sociales, así como una movilización que promueve conocer la verdadera historia detrás del caso Avery; ¿Asesino o víctima?

La inocencia interrumpida de Steven

Tienes 23 años, has hecho cosas de las que te arrepientes pero ahora eres una persona nueva. Hasta ahí todo correcto pero ¿Qué pasaría si hubiese personas obsesionadas por arrebatarte tu buena fortuna y hundirte en la miseria? En ese caso no tienes muchas opciones.

Steven Avery after his arrest in 1985 for a crime he did not commit, and for which he spent eighteen years in prison; from Making a Murderer

En 1985 Steven Avery tenia todo lo que un hombre deseaba, acaba de formar una familia y vivía ilusionado. Sin embargo, todo eso cambió cuando fue acusado de la agresión sexual e intento de homicidio de Penny Beernsten, una vecina modélica del condado. Tras apelar de forma reiterada consiguió su libertad en 2003, después de dieciocho años de cautiverio por un crimen que no había cometido.

Steven Avery pasó de ser considerado un peligroso individuo a héroe nacional. Víctima del sistema judicial estadounidense, todos los medios de comunicación se hicieron eco de su situación y automáticamente acudieron en masa para entrevistar al hombre más famoso del condado de Manitowoc.

ken-kratz-making-a-murderer

Lo malo que tiene dejar en evidencia a organismos de la justicia es que el dañar de esta forma su imagen puede ser peligroso cuando tienen tanto poder legal. Steven Avery sabía lo que suponía demandar al departamento del alguacil de su condado, sin embargo, nadie podía imaginarse que esta acción desencadenaría en unas represalias de tal magnitud.

¿Quién mató a Teresa Halbach?

Similar al caso de Laura Palmer, el de Teresa Halbach revolucionó la vida del pequeño condado del estado de Wisconsin. Nadie podía imaginarse que un crimen de esa envergadura podría darse en su tranquila localidad y menos aun que hubiese un asesino tan peligroso entre ellos.

2fd7cccb00000578-3386863-image-a-31_1452108301394

Como si de una película de Hitchcock se tratase, el documental nos meterá de lleno en la nueva situación que vive Steve Avery cuando vuelve a ser acusado de homicidio. Enseguida podrás diferenciar entre dos bandos; los buenos y los malos. No obstante, no se trata de una película, es la realidad pura y dura de la clase obrera de la América profunda.

dean-spang-800

Un sinfín de personajes que podrían protagonizar una serie de misterio e intriga comenzaran a formar parte del elenco fijo que viven esta macabra historia: los pobres padres de Steve, Brendan el sobrino poco inteligente, Barb la hermana coraje, los abogados de Avery que representan a la ética y la moral entre esa banda de alimañas deshonestas… Unos auténticos Atticus Finch que mantendrán la atención del espectador en todas las escenas del juicio de Steve, un juicio que por momentos se vive con la misma intensidad que los forofos del fútbol viven un clásico.

Un documental redondo

La grandeza de “Making a Murderer” es la capacidad de mostrar de forma simple como un caso no puede sostenerse por si solo y cuestionar de forma elegante una investigación donde hay muchísimos cabos sueltos y el único aliciente al que agarrarse son las pruebas ofrecidas por un cuerpo de policía cuya profesionalidad resulta más que sospechosa.

brendan-dassey

“Making a Murderer” nos muestra el otro lado de la justicia estadounidense, donde la libertad y el respeto al ciudadano quedan eclipsados por un sistema judicial que funciona en base a la fe ciega de las buena voluntad de la policía, una policía cuyo código de valores flaquea y en donde las contradicciones en sus argumentos enmarcan una investigación cuyo premisa es más similar al de un thriller de Hollywood que al de una situación real.  Un producto que nos hace plantearnos preguntas y en donde la verdad se nos escapa de las manos cuando parece que al fin la teníamos.

Las últimas investigaciones a raíz del estreno del documental han abierto nuevas brechas en el caso de Steve Avery  y Teresa Halbach, lo que ha desencadenado la confirmación de una segunda temporada. Mientras tanto desde Universo Cine recomendamos esta maravilla de Netflix que no te dejará insatisfecho y en el que te plantearas la siguiente cuestión ¿Existe la justicia, o es solo un invento para limpiar nuestras conciencias?

https://youtu.be/qxgbdYaR_KQ
Valora este post


Fotógrafa y apasionada del cine


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR