Search

Lucifer: El diablo se va de vacaciones

Dentro de la oleada de adaptaciones de cómics, llega a la pequeña pantalla Lucifer, serie de Fox basada en el spin-off de Sandman del mismo nombre. La premisa de partida de la historia es la misma que en el cómic. Aburrido con su vida como “Señor del Infierno”, Lucifer abandona su trono en el inframundo para tomarse unas vacaciones e irse a vivir a Los Ángeles, dónde regenta un piano bar llamado Lux.

Allí conocerá a la detective de homicidios Chloe Decker con quien empezará a colaborar para resolver crímenes y castigar a los culpables.

Serie poco novedosa con protagonista carismático

La premisa de la serie es más que interesante, porque ¿quién no querría ver las aventuras del diablo mientras se pasea por la tierra? Sin embargo, la historia no va más allá y se enmarca en el grupo de series de pareja de policía y colaborador “singular”, siguiendo la estela de Castle, El Mentalista o Bones, por poner algunos ejemplos.

Lucifer Ellis

Y aunque Lucifer no está a la altura de las citadas series, ésta funciona gracias a que no se toma demasiado en serio a sí misma, y a Tom Ellis, y su interpretación de Lucifer Morningstar, al que dota del carisma y humor suficiente para que nos interesemos por sus andanzas entre mortales.

Su personaje es atractivo, simpático, egocéntrico, sigue su propia ética, no reprime sus deseos y es brutalmente sincero (sorprendente en el señor del averno).

A su lado encontramos a Lauren German, que da vida a la detective Decker que disfrutará y sufrirá la compañía del Sr. Morningstar; y que nos brinda una actuación correcta.

Secundarios que no desentonan

Junto a ellos un grupo de actores curtidos en el mundo de la televisión y que cumple a la perfección con su papel, destacando tres de ellos:

Lesley-Ann Brandt, en el papel de Mazikeen, demonio que tiene como misión proteger a Lucifer; Rachael Harris, que interpreta a la Doctora Martin, la psicóloga de Lucifer; y D.B. Woodside, que da vida a Amenadiel, hermano del demonio, al que encomiendan la misión de vigilar el infierno en su ausencia y llevarlo de regreso al inframundo, para lo que llega a usar métodos muy poco “angelicales”.

lucifer-pilot-angel

Y es con los personajes de los hermanos, ángel y demonio, dónde la serie plantea una cuestión interesante, ya que mientras Lucifer actúa en base a unos principios muy claros desde el inicio de la serie;  Amenadiel es capaz de romper su propio código moral con tal de conseguir el objetivo que le ha sido encomendado.

Buena banda sonora

Las canciones que acompañan cada episodio están bien elegidas y entre ellas podremos disfrutar del “Rebel, rebel” de David Bowie, “It´s not unsual” de Tom Jones o “Sinnerman” de Nina Simone.

Personalmente, no me perdería la escena donde aparece esta última, porque ver cantar al diablo el “Sinnerman»…no tiene precio.

Lucifer Lesley Ann

En resumen, Lucifer es una serie divertida, entretenida, fácil de ver y con un protagonista carismático que hará que disfrutemos de las noches de verano, mientras esperamos a que llegue su segunda temporada, cuya fecha de estreno en Estados Unidos está programada para el próximo 19 de septiembre.

Lucifer: El diablo se va de vacaciones
5 1 voto


Aficionada al cine desde que Cantinflas me hizo reír y Spielberg soñar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies