Search

Lo mejor de… Daniel Day-Lewis

Daniel Day-Lewis anunciaba su retirada hace unos días y nos pillaba a todos por sorpresa. Después de esta noticia, la espera hasta ver la que sería su última película se hace más dura. El actor irlandés es un grande del cine, no hay duda posible, y muchos hemos encontrado en sus trabajos la razón principal para enamorarnos del séptimo arte. Recuerdo cuál fue la primera película de Daniel Day-Lewis que vi y la sensación que me dejó, imposible de describir.

Sus métodos para preparar los papeles son sabidos por todos, lo lleva todo al extremo. Como ejemplo, las dos costillas que se rompió en el rodaje de “Mi pie izquierdo” porque se negaba a dejar la silla de ruedas en los descansos de rodaje, manteniendo la postura del personaje y haciendo que sus compañeros le diesen de comer. Algo más anecdótico fue el rodaje de Lincoln, en el que pedía que le llamasen “Señor Presidente” y firmaba sus mensajes con una “A” o como “Abe”.

Para rendir homenaje a una carrera que consta de poco más de una veintena de películas y numerosos premios (es el único actor que ha ganado tres Oscars como protagonista), hago un repaso a algunas de sus mejores escenas, sin pretender dar con la lista definitiva, tan solo queriendo recordar por qué Daniel Day-Lewis es uno de los mejores actores de todos los tiempos:

1-Mi pie izquierdo (1989)

Su interpretación como Christy Brown, un joven con parálisis cerebral que solo podía mover el pie izquierdo, le valió su primer Oscar. Daniel Day-Lewis está inmenso calcando estereotipias, rasgos posturales y una dicción compleja en la que se ve la evolución de su personaje tras la llegada de la doctora Cole.

En esta escena, Christy Brown hace gala de su carácter en medio de una comida con amigos. Harto de ser tratado como un pobre lisiado con ciertas aptitudes, deja claro que piensa y siente como los “normales”: “I’ve had nothing but platonic love all me life. Do you know what? Fuck Plato” (“En toda mi vida solo he tenido amor platónico. ¿Sabes qué? Que le den por culo a Platón”)

https://youtu.be/pz8KTaU8D_A

2-En el nombre del padre (1993)

Su actuación como Gerry Conlon se ha quedado en las retinas de todos. Una historia dura, aún más conociendo los hechos en los que está basada, que revuelve estómagos y conciencias, dando mucho en lo que pensar. La preparación del actor irlandés para este papel fue larga y complicada, puesto que quiso sentir en sus carnes lo que vivió el propio Conlon.

He elegido la escena de la confesión de Gerry y creo que no hacen falta motivos, es apabullante lo que hace Day-Lewis. Después de un interrogatorio cruel y sin ningún sentido de la justicia, Conlon aguanta todo tipo de vejaciones hasta que escucha una frase: “I’m gonna shoot your da'” (“Voy a disparar a tu padre”). En ese momento el chico explota y, entre lágrimas, suplica para firmar su “confesión”: “That’s my fucking name there, you can write what you like!” (Ahí está mi nombre, ya puedes escribir lo que quieras”)

https://youtu.be/9tLMgoGW_S0

3- La edad de la inocencia (1993)

Martin Scorsese dirige esta adaptación de la novela de Edith Wharton, una historia de amor clásico: sacrificado, intenso e imposible y resistente al paso del tiempo. Pero esta vez no es la mujer la única que se sacrifica, es la parte masculina la que más sufre. La actuación de Day-Lewis es delicada, cuidando cada detalle y llena de serenidad, elegancia o pasión, según corresponda.

Se podría decir que esta escena resume la historia de amor entre los protagonistas: frenada en sociedad al principio y delicada al inicio en la privacidad, hasta que la atracción y la pasión toman las riendas, para acabar separados.

“Quiero huir contigo de algún modo.”

https://youtu.be/U3oPMPS-54M

4-Gangs of New York

Scorsese consiguió sacar al actor de su retiro como aprendiz de zapatero en Florencia y le estamos enormemente agradecidos por ello. Para crear a Bill “El Carnicero”, Day-Lewis cambió su acento marcado y su característica manera de pronunciar las “r”; su método de trabajo le costó una neumonía por negarse a usar ropa de abrigo diferente a la de la época en la que se ambientaba la película y al acabar el rodaje se rapó la cabeza y todo el vello corporal por el agobio que le había supuesto el pelo grasiento y el bigote de su personaje.

De la escena poco se puede decir. Bill es poder, fiereza y acongoja solo con su manera de moverse y manejar los cuchillos. Bestialidad absoluta.

“What’ll it be then? Rib or chop. Loin or shank” (“Bueno, ¿qué preferís? Costillas o chuletas. Lomo o pierna”)

https://youtu.be/KcJDWa_pA4c

5- Pozos de ambición (2007)

Con Daniel Plainview llegó su segundo Oscar. En esta adaptación de Upton Sincler dirigida por Paul Thomas Anderson (quien está rodando la que será la última película de Daniel Day-Lewis), el irlandés es un hombre obsesionado con el dinero del oro negro. El petróleo es su vida y no quiere que nada ni nadie se interponga en su camino.

Hay varias escenas poderosísimas, pero el final se lleva la palma. Lo que empieza siendo una conversación algo cómica y sinsentido acaba con Plainview fuera de sí, haciendo que el espectador sienta el mismo pánico que el pobre Paul Dano.

“I….drink…your…milkshake. I drink it up!” (“Yo…me bebo….tu….batido. Me lo bebo entero.”)

https://youtu.be/eqOru7imqvI

Extras necesarios

Necesarios porque son papeles alejados de lo que suele elegir Daniel Day-Lewis y porque, para qué mentir, son maravillosas.

Eversmile New Jersey (1989)

El doctor Fergus O’Connell es uno de los grandes olvidados entre los personajes del actor. No estamos ante un gran título, más bien ante una película cutre y sin demasiado sentido; pero Daniel saca su lado cómico y eso es más que suficiente.

“Forgive Stela, the world is collapsing outside…and I have an erection” (Perdóname Stela, el mundo se derrumba fuera…y yo tengo una erección.)

El último mohicano (1992)

Ojo de Halcón tenía que estar y su escena más romántica también. No fuimos pocas las que sonreímos de oreja a oreja al escuchar la frase:

“You stay alive, no matter what occurs! I will find you. No matter how long it takes, no matter how far, I will find you.” (“Pase lo que pase, mantente con vida. Te encontraré. Por mucho que me cueste, por muy lejos que estés, te encontraré.”)

Nine (2009)

Esta película está lejos de las mejores del actor, pero se atreve a cantar y bailar y el elenco es casi perfecto. Suficiente.

Un Guido Contini consciente de que su ego está herido de muerte y está siendo dominado por sus miedos. El genio del cine se sabe roto y desamparado al otro lado de la cámara.

“Guido here with no one else but Guido” (“Guido sin nadie más que Guido.”)

Lo mejor de… Daniel Day-Lewis
Valora este post


Educadora especial y enamorada del cine, con especial devoción por Scorsese y Tarantino.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies