Search

Kiki, el amor se hace: Crítica

El nuevo trabajo de Paco León como director llega a nuestros cines, pero esta vez de una forma diferente, podremos verle en la pantalla, delante de la cámara. Otro reto que quizás el actor quería superar, pues no debe ser nada fácil dirigir y actuar al mismo tiempo.

Como ya hizo con las películas de Carmina, Paco León escribe su propio guión, aunque esta vez cuenta con la ayuda de Fernando Perez. La película además es un remake de la australiana The Little Death (2014).

KIKI_paco leon y ana

Tras sus dos anteriores éxitos con su hermana y madre, la gran Carmina, ahora se atreve con un elenco de actores distinto, muy potente y de lo más actual en el cine español.

Cinco historias, cinco filias sexuales

‘Kiki, el amor se hace’ es una comedia que nos relatará las disparatadas filias sexuales que sufren los protagonistas de cinco historias: Dacrifilia, Elifilia, Somnofilia y Harpaxofilia, entre otras. Todos tienen eso en común: sus curiosos gustos sexuales y Madrid en pleno verano.

El director nos cuenta cinco relatos muy distintos pero con un elemento común que las enlaza perfectamente, logrando una armoniosa historia que nos acompañará a lo largo de toda la cinta sin darnos cuenta. Es de alabar la dirección de Paco en este sentido, ya que se arriesga con un tema tabú y muy criticado en nuestro país al haberse utilizado la sexualidad como reclamo en el pasado (sí, en el pasado… quizás muchos deberían cambiar el chip). Es una lástima porque esta historia tiene el sexo únicamente como punto en común de todas las historias, y solo sirve de excusa para conseguir esta divertida comedia.

KIKI_natalia de molina_alex garcia

Además de este enfoque, desarrollar cinco historias en una película de 100 minutos puede parecer arriesgado, pues podríamos encontrarnos partes incompletas, o atropelladas, pero es ahí donde reside la grandeza de los buenos directores, la simplicidad. Las historias son simples, sin grandes alardes, pero con un denominador común, todas ellas tienen un punto de ternura que deslumbra más que cualquier filia sexual que se pueda contar. Consigue encontrar el equilibrio entre todos los personajes, y en todas las situaciones, sin pecar de la obscenidad y sin que nadie pueda escandalizarse por lo mostrado en pantalla.

Una fotografía llena de vida

La fotografía es sin duda lo mejor de la película, los planos interiores, los primeros planos y la distribución de colores hace que ver esta película en pantalla grande merezca la pena. Paco consigue compaginar situaciones del día a día de una forma ordenada y colorida, sin llegar al extremo visual de otros directores, consigue un equilibrio bello, fresco y divertido. Juega con los colores de los ojos, de la ropa, de la fruta, y de la naturaleza, para conseguir una comedia divertida y muy visual. Una película perfecta para la primavera, que como se suele decir «la sangre altera».

KIKI_alexandra jimenez

La banda sonora es fiel a su estilo. Canciones sencillas, peculiares, con sentido y que encajan perfectamente en su historia, canciones que seguro que no dejarán indiferente a nadie. A destacar la canción final, que recomiendo escuchar después de ver la película para poderla disfrutar mejor durante el visionado.

Una comedia fresca y divertida

‘Kiki, el amor se hace’ es sobre todo una comedia, una comedia que nos dibujará una sonrisa desde el principio hasta el final, sin altibajos, sin buscar gags inteligentes ni con demasiadas flurituras, pero que no cae en la vulgaridad, es fresca y divertida, como Paco León.

Un director que sabe lo que quiere y sabe como hacerlo, y comparando con sus anteriores películas, me atrevería a decir que nos queda todavía mucho por ver de su faceta como director. ¿Es quizás su mejor película hasta ahora? Puede ser, aunque ésta es muy distinta a las dos anteriores, y personalmente creo que cada una tiene su encanto y diferencia.

Además del gran trabajo del director y el guionista, el reparto está en estado de gracia. Esta vez se rodea de caras más conocidas, como Belén Cuesta, Candela Peña, Luis Bermejo, Alex García, Natalia de Molina, y Alexandra Jimenez.

KIKI_candela peña

Entre todos ellos, debo destacar en especial a Candela Peña, que ya teníamos ganas de verla de nuevo por la gran pantalla, y a Belén Cuesta, que le dan a sus personajes una fuerza que destaca por encima de sus compañeros. Un gran acierto de la elección del reparto. Se nota el buen rollo y la complicidad entre ellos y el director.

En definitiva, es una comedia española, que hace referencia al sexo, sin que éste llegue a lo explícito, que nos hará disfrutar de unas interpretaciones e historias divertidas, una fotografía sorprendente, y que no cae en tópicos, ni vulgaridades, ni obscenidades. NO se ha vuelto a las películas españolas casposas, ni a comedias tontas que no consiguen hacer reír. ‘Kiki, el amor se hace’ es todo lo contrario, pone el sexo como excusa, y aun con defectos, tiene un toque original, divertido, fresco, agradable, que te hará salir del cine pensando que ha merecido la pena.

Puedes ver la ficha completa de Kiki, el amor se hace en la página de Sensacine.
Kiki, el amor se hace: Crítica
4.5 32 votos

Comentarios

  • Entretenimiento7
  • Interpretaciones7
  • El final6
  • Banda Sonora7
  • Aspectos Técnicos8
  • 7

    Score

    Fresca y divertida comedia, donde se destaca su genial fotografía, dirección, e interpretaciones. Merece mucho la pena su visionado.


Amante del cine desde pequeña, ¡y muy fan de las películas de Tarantino! Me gusta cualquier género y tipo de película, pero sobre todo ¡Hablar y compartir mi pasión con los demás!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies