Search

Frontera: Lo nuevo de Netflix y Jason Momoa

El pasado 20 de enero, Netflix estrenaba su primera serie de 2017. Con Frontera nos trasladan al Canadá del siglo XVIII con Jason Momoa al frente.

La serie narra la lucha por el control del comercio de pieles desde diferentes perspectivas. Las negociaciones para conseguir poder y dinero bien se pueden solucionar con un apretón de manos que esconde más de lo que parece o con una pelea, hachas en alto. Como telón de fondo, la relación más que complicada entre las tribus nativas y los europeos.

Entretenimiento puro

Una serie de época, con enfrentamientos y numerosos bandos; ¿qué nos trae de nuevo Frontera? Entre poco y nada, pero sabe sacarle partido a su brevedad. En tan solo 6 capítulos de poco más de 45 minutos, desarrollan una historia no demasiado compleja, pero sí muy entretenida.

Declan Harp (Momoa) es un mestizo, mitad irlandés mitad nativo, con un objetivo claro: pasar por encima de Lord Berton. Por su parte, Lord Berton (Alun Armstrong) vive obsesionado con ver caer a Harp y usará las artimañas que hagan falta para que así sea.

Jason Momoa, la bestialidad hecha hombre

Momoa es conocido por todos por haber sido Khal Drogo en Juego de Tronos y con Declan Harp, sigue la estela del personaje que le dio fama.

Que Jason Momoa tiene un físico y una presencia imponente, salta a la vista; que esto limita el tipo de personajes que puede interpretar, también. Con Declan Harp, el hawaiano se cubre de pieles y sangre, dejando atrás el “exhibicionismo” de Drogo. Además, despliega un abanico de gruñidos y miradas que hacen su actuación mucho más redonda. Son pocas las ocasiones en las que el actor se despoja de la camiseta y cuando lo hace, la tensión de la escena se queda toda la atención.

La importancia de los personajes femeninos

Uno de los puntos fuertes de Frontera son sus personajes femeninos. Dibujados a la perfección, destacan por su fuerza y sus ideales. Son ellas las que dirigen negocios, engañan a los hombres para su propio beneficio y protagonizan las tramas más potentes.

A destacar, los personajes de Sokanon (Jessica Matten), mano derecha de Harp y “maestra” del joven Michael (Landon Liboiron) en los bosques; Grace (Zoe Boyle), la inteligencia y la astucia son su carta de presentación y Kamenna (Tantoo Cardinal), la Okimaw -jefa- de la tribu del lago Walker, pieza fundamental en el comercio de las pieles.

En una sociedad gobernada por la fuerza bruta de los hombres, ellas consiguen abrirse camino por sus propios medios.

Aciertos y errores

Frontera está lejos de ser una serie perfecta por varios motivos: no ha sabido aprovechar la gran baza de los paisajes nevados canadienses, haciendo que su fotografía sea correcta y nada más; el vestuario, fundamental en las series de época, no llega a deslumbrar y algunas tramas resultan descafeinadas.

Sin embargo, tiene grandes aciertos: la acción está bien repartida, consiguiendo escenas muy potentes especialmente en los últimos capítulos; tiene unos personajes definidos y carismáticos, encabezados por Jason Momoa y Alun Armstrong y, como decía al principio, su brevedad la beneficia. Engancha y se ve en un fin de semana.

Una serie correcta y entretenida que ya tiene programadas dos temporadas más. Desde luego, el final deja con ganas de más.

Frontera: Lo nuevo de Netflix y Jason Momoa
4.2 6 votos


Educadora especial y enamorada del cine, con especial devoción por Scorsese y Tarantino.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies