Search

Dunkerque: Crítica

Mucho ruido y pocas nueces. Refrán típico que me viene perfecto para definir la nueva película del carismático Christopher Nolan. Y es que la película me provoca un gran desencuentro de emociones.

Frío. Así me quedé cuándo la oscuridad se apoderó de la pantalla y sólo las luces volvieron a reanimarme. Acababa de ver una de las películas más esperadas  del año y no la había disfrutado. Y lo peor no era eso, era que no sabía encontrar una causa racional al respecto. Mucho ruido y pocas nueces. A continuación, desgrano Dunkerque de una manera totalmente subjetiva, e intentó resolver porque la nueva película del grandilocuente director inglés no superó mis expectativas. (¡¡OJO!! Contiene Spoilers)

Pura guerra, poco cine

Sabíamos que iba a ser diferente a todo lo anteriormente filmado. Dunkerque era una película bélica, pero tratándose de Nolan, nos asegurábamos tener algo diferencial. En ese aspecto, la película no defrauda. Pero antes de nada, un poco de contexto histórico que es bastante necesario.

Nolan viaja a la II Guerra Mundial, concretamente al año 1940. Dunkerque, localidad costera francesa muy cercana al Reino Unido, éste es el escenario donde ocurre una batalla que será historia. A finales de Mayo de ese año, las tropas Alemanas conseguían asediar y arrinconar a las Francesas e Inglesas en las playas de Dunkerque. Prácticamente sin recursos y con la amenaza Alemana contenida por los aliados Franceses, los Ingleses consiguen la proeza de desalojar dicha playa, y devolver a casa a más de 300.000 hombres.

Para su primera cinta Bélica, Nolan elige contar una derrota, y consigue, cómo Churchill consiguió en su momento, hacerla parecer una victoria. Algo que se puede extrapolarsu propia película.

Dunkerque empieza fuerte. Su primera escena está dotada de una belleza comparable a la de una obra pictórica de excelsa calidad. Y dicha belleza, aunque nos esté mostrando la mayor crudeza humana, nos acompañará durante todo su metraje. Nada nuevo, ya que el director Inglés es uno de los que más y mejor cuida la imagen y puesta en escena de sus películas.

A partir de aquí, y centrándonos en la trama, incertidumbre. Nos presenta tres espacios temporales dentro de la película. Tierra, Mar y Aire. Cada uno con personajes y tramas diferentes, Nolan quiere enseñarnos la batalla de Dunkerque desde todas sus vertientes, y sin saberlo, falla en su empeño de hacerlo.

El Espigón. Primero de los tres escenarios que nos presenta la película. 400.000 hombres aguardan en la playa desesperados a un rescate que no llega. Este es el primer error que le veo a la película. En ningún momento da la sensación de que dicha cifra de hombres se encuentren en la playa. Vemos cómo la trama del espigón se centra en tres hombres, tres jóvenes que harán todo lo posible para volver a casa.

Vemos explosiones, varios naufragios, y el intento de presentar una fallida trama entre los tres soldados. Tramo de la película sin carga emocional alguna. De esto peca mucho la película. El espigón nos deja un tantos fríos. No hay batalla, no hay guerra. No vemos a soldados Alemanes o a Franceses. No vemos diálogos, sólo miradas desesperadas, explosiones y angustia. Menos angustia de la que la historia demanda.

Volviendo a lo emocional, comprendo la decisión de Nolan, pero no la comparto. Sin duda esa falta de carga sentimental que tiene la película es totalmente deliberada. Estamos en la Guerra, Nolan está filmando Guerra, y en la Guerra no hay sentimientos. No hay amistad, no hay tiempo para lamentos, para mostrar lazos emocionales ni palabrería. Nolan no quiere que sepamos nada de los personajes. Lo único que quiere es que sepamos que están en esa playa, y que sea cómo sea, tienen que salir de ahí. Es una idea que no comprendo. Por eso Dunkerque, en mi opinión es cine un tanto limitado. El director Inglés graba escenas, les pone música y muy poco diálogo, y quiere que sintamos la guerra cómo la siente él. Pero Dunkerque es una película, y le faltan ciertos elementos para que pueda funcionar cómo tal.

El aire y el agua. El aire y el agua completan el tridente de tramas de la película. Ocurren en diferente espacio-tiempo, pero siempre mientras en tierra se lucha y se sobrevive. Estas dos historias cuentan con una carga emocional mayor. Tres aviones Ingleses intentan tumbar y destruir los cazas alemanes que bombardean la playa. Esto dura una hora, lo que les dura el combustible a los aviones. Con él, consiguen barrer a la única amenaza real que podemos ver durante toda la cinta. Y es que el caza alemán es el auténtico villano de Dunkerque.

La historia que transcurre en el Mar es la que más sentimiento transmite. Nos muestra la ayuda esencial de pequeños barcos civiles Ingleses que llegan hasta la playa para salvar a su ejército. Una hazaña heroica, no cabe duda, pero que también queda un poco en entredicho ya que en realidad fue un acto anecdótico. El verdadero medio de evacuación fueron los grandes buques de la armada británica. Dejando de lado este hecho, vuelvo a reiterar que la historia del mar es la que mayor empaque sentimental aporta a la película.

Un Reparto Coral

Una nómina de actores británicos consagrados conforman el reparto de Dunkerque. Tom Hardy se vuelve a poner al servicio de Nolan para crear otro carismático personaje. Farrier es un piloto de Caza Inglés que termina siendo héroe. Su indudable carisma está fuera de toda duda. Y consagra a Hardy cómo uno de los más expresivos actores de la industria.

Mark Rylance, Keneth Branagh, Cillian Murphy y hasta Harry Sytles en su debut están más que correctos en sus papeles. Pero como todo el mundo dice, Dunkerque no es una elígela de personajes, por tanto, todos ellos trabajan de manera escueta.

Una Banda Sonora a la altura

Hans Zimmer se pone al servicio del director Inglés y crea una banda sonora perfecta para la cinta. Un reloj, inspirado en el propio de bolsillo de Nolan, nos acompaña durante casi todas las escenas. Aporta esa tensión que necesitamos sentir a la par que los personajes la sufren. Si la ligamos a la película es perfecta, pero si la escuchamos separada de esta, la BSO se nos puede hacer un tanto pesada. 

En Definitiva, la esperada Dunkerque decepciona. Primera hora con una falta de ritmo notoria. Vemos muchas explosiones, mucho naufragio e intentos de huída en vano. Nolan ha querido hacer algo diferente conscientemente. Ha arriesgado, casi sin saberlo, y en cierto modo, no ha triunfado. Sólo la última media hora demuestra grandeza, la que caracteriza a la carrera cimenátografica de Nolan, y que con Dunkerque, en cierto modo, ha perdido. Esperemos que en su próxima cinta vuelva a encontrarla.

https://m.youtube.com/watch?v=DsRcqwGOmUU
Dunkerque: Crítica
Valora este post

Comentarios

  • Entretenimiento 6
  • Interpretaciones6
  • Banda Sonora7
  • El Final 6
  • Aspectos Técnicos 7
  • 6.4

    Score

    Dunkerque y Nolan decepcionan. Una película para ser vista pero no recordada. Su primera película Bélica dista mucho en calidad de su gran filmografía.


Del 94, amante del cine y la música desde que tengo uso de razón, pero sobre todo del cine, una pasión y comentar sobre él un privilegio. Muy fan de Woody Allen y de todas sus excentricidades, y por encima de todo de Star Wars.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies